LA NUEVA VIDA DE SAÚL BLANCO

EL MEJOR JUGADOR ASTURIANO DE TODOS LOS TIEMPOS, FELIZ EN EL CP MARTÍNEZ VALLS CON SU NUEVA FACETA DE ENTRENADOR EN LA QUE ESTÁ ALCANZANDO MUY BUENOS RESULTADOS

Nuevo destino y nueva vida la que iniciaba este verano el mejor jugador asturiano de la historia. Saúl Blanco se retiraba y emprendía una nueva etapa lejos de Asturias. Esta etapa le lleva a Ontinyent (Valencia) y a estrenarse como primer entrenador en el CP Martínez Valls. Un giro radical en su vida, pero marcado igualmente por una palabra: baloncesto. Aprovechamos la ocasión para charlar con él y ver cómo le están yendo estos primeros meses de experiencia mediterránea.

 

1.- Buenas, Saúl. Cuéntanos. ¿Qué tal los primeros meses de adaptación en lo personal y profesional en tu nuevo destino?

Estoy en Ontinyent. Muy bien. En lo personal es el pueblo de mi pareja (Noe). He tenido la suerte de tener aquí la primera experiencia profesional fuera del ámbito de jugador y me han acogido muy bien los directivos, entrenadores, jugadores, niños… Estoy encantado y muy feliz. Es un pueblo de 35.000 habitantes, que tiene de todo, vida tranquila, con mucha afición, con muchos niños y peleando porque cada vez haya más niños jugando al baloncesto.

2.- ¿Qué nos puedes contar de tu club y la gente que lo conforma?

Es un club familiar que nace en un colegio, el CP Martínez Valls. Somos el equipo de la ciudad, el equipo del pueblo. Tenemos equipo en todas las categorías desde Baby hasta Senior. De hecho, tenemos un grupo de Baby que no compite y luego tenemos dos benjamines, dos alevines, dos infantiles, un cadete, un junior, un junior femenino, senior femenino y dos masculinos. Uno en categoría preferente que busca el ascenso a autonómica y otro, que es el que entreno yo, en categoría nacional y buscando esos primeros puestos para tratar de ascender a Liga EBA.

 

 

3.- Aunque ya tuviste la ocasión de ser ayudante en equipos senior en el pasado, ¿cómo es la experiencia de verte como primer entrenador con jugadores ya seniors a los que dirigir?

La verdad que lo llevo bastante bien. Cambia mucho el ver el baloncesto desde la perspectiva de jugador a la de entrenador, sobre todo teniendo la responsabilidad de ser primer entrenador, aparte del coordinador de cantera. El objetivo ambicioso de querer subir a Liga EBA te da un plus de presión a la par que motivación por hacerlo bien y la gente se enganche y aprenda baloncesto. Tengo la suerte de trabajar con muy buenos entrenadores a mi lado y el tener la experiencia de 18 temporadas jugando profesionalmente te da alguna cosa sobre como piensan los jugadores y saber hasta donde les puedes exigir. Por contra, la inexperiencia. Aunque me gusta mucho el baloncesto estás todo el día pensando como mejorar, que puedo hacer, la gestión de grupo… estoy hablando con muchos entrenadores y me encanta aprender y estoy siempre abierto a adquirir nuevos conocimientos.

4.- Tras tu retirada como jugador profesional y siguiendo ligado al baloncesto, ¿te está costando no verte vestido de corto?

Son muchos años jugando al Basket. El mono siempre está ahí. Pero al final no cortas de raíz. Yo estoy todos los días pensando en baloncesto. Si no estoy entrenando en el poli con mi equipo, estoy en el colegio viendo a los equipos de cantera, echando una mano a los entrenadores, hablando con los niños y niñas… Estás respirando baloncesto permanentemente y eso ayuda a matar el mono. También es cierto que intento llegar antes a los entrenamientos y si no hay algún jugador sí que me hago unos tiros y trato de sentir ese feeling que he sentido durante tanto tiempo. Luego, todas las semanas tengo una hora de tecnificación con jugadores de todas las categorías y toco balón para hacer las demostraciones y demás. Y sí que es cierto que al final se echa de menos.

 

 

5- ¿Qué balance haces de la competición y tu equipo en estos primeros meses de competición hasta el parón de Navidad y qué objetivos os marcáis hasta final de temporada?

El club tiene un objetivo muy claro: recuperar la plaza que tenía el año pasado en Liga EBA. De momento, va bien y estamos en la línea. Yo tengo dos objetivos claros. El primero que la gente se enganche y se divierta viéndonos jugar. El segundo que todos los jugadores que, entrecomillas pasen por mis manos, sean mejores jugadores en junio de 2022 de lo que eran en agosto de 2021. En cuanto a la liga, hay 24 equipos en Primera Nacional divididos en dos grupos de doce. Nosotros vamos primeros de uno de los grupos con un balance de 9-1, anotando más de 87 puntos por partido, que es una barbaridad. He conseguido reunir un grupo humano espectacular y es muy fácil entrenarlos. Hacemos mucho juego libre, por conceptos, cosas sencillas, pero que les ayuden a crecer. Tienen muchas ganas, mucha predisposición a aprender y se lo pasan muy bien en la pista. Es una gozada pasar esas horas a la semana con ellos y ahí está un poco la clave de esta buena racha.

Muchas gracias Saúl. Desearte lo mejor para lo que resta de temporada y deseamos se cumplan tus objetivos.

Muchas gracias a vosotros.

(Fotos / Saúl Blanco / RRSS)

 

error: FOTO DISPONIBLE EN LA APP DE XTREPIC
A %d blogueros les gusta esto: