ASPECTOS JURÍDICO-DEPORTIVOS SOBRE LOS ENTRENADORES

ESTRENAMOS COLABORACIÓN EN LA FIGURA DE LA ABOGADA ESPECIALIZADA EN DERECHO DEPORTIVO, MONTSE DÍAZ MARI, CON UNA TEMÁTICA, LAS DISTINTAS VERTIENTES DE ACCESO A LA TITULACIÓN DE ENTRENADOR

Hoy traemos un contenido muy especial para nuestros seguidores. A través de una colaboración os traemos un artículo relacionado con el derecho deportivo, el cual es obra de nuestra nueva colaboradora, Montse Díaz Mari, a la cual presentamos a continuación y os dejamos su exposición sobre interesantes «aspectos jurídico-deportivos sobre los entrenadores».

Montse Díaz Mari: Vinculada al baloncesto asturiano desde los 5 años. Empezó en el Centro Asturiano, pasando por el Art-chivo, Innobasket y OCB. Como entrenadora, empezó en el Art-Chivo, acabó entrenando en el OCB y también tuvo la oportunidad de entrenar en la selección asturiana.

Estudió Derecho en Oviedo. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad San Pablo CEU (Madrid). Máster oficial en Derecho Deportivo por INEFC-Udl-Lérida y Máster en Industria del Derecho del Deporte y del Entretenimiento por ISDE. Su última experiencia profesional fue su paso por la asesoría jurídica de Samsung España. Previamente formó parte de diferentes despachos de abogados y de YouFirst, agencia de representación de deportistas. 

Recientemente ha creado Díaz Marí | Asesoría jurídico-deportiva, donde ofrece asesoramiento jurídico integral en materia de deporte a entrenadores, deportistas, Clubes, S.A.D, Federaciones, Ligas, agentes, intermediarios y otras entidades vinculadas al deporte [Entre ellos, asesora al Club Movistar Inter Fútbol Sala].

 

ASPECTO JURÍDICO-DEPORTIVOS SOBRE LOS ENTRENADORES

 

La evolución que está logrando el baloncesto asturiano es indiscutible. Sólo hay que observar el lugar que han pasado a ocupar las selecciones asturianas y el número de jugadores -e incluso entrenadores- que están participando en NCAA, LFEndesa, LF2, LEB ORO, PLATA, e incluso, representando a España en selecciones nacionales.

Una de las claves, en mi opinión, es la calidad de los entrenadores asturianos, además de otras, por supuesto, como la buena gestión de la cantera de la mayoría de los clubes. Sin escribir nombres, el trabajo es extraordinario. Y, como nota personal, es un placer haber tenido la oportunidad de aprender en primera persona de muchos de ellos. Por eso, en este artículo se darán pinceladas al motivo que está propiciando el buen baloncesto en Asturias, esto es, se analizará la figura del entrenador asturiano a los ojos de una parte de la norma jurídico-deportiva.

A menudo surgen dudas a raíz de la formación que deben lograr, ¿se accede de la misma forma con un curso federativo que con una titulación universitaria y/o formación profesional?

Para responder, hay que poner en antecedentes que ambas formas son válidas de acuerdo con la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del deporte (LD), así como con la Ley 2/1994, de 29 de diciembre, del deporte del Principado de Asturias (LD-Asturias). Así, ¿se considera que la formación y competencias que se llegan a desarrollar en los cursos federativos no difieren de las competencias y formación aportadas en una titulación universitaria y/o formación profesional? ¿O se puede afirmar que no hay distancia entre una y otra? ¿4 años de Grado frente a 10 días «full-time» y entrega de trabajos como obtuve el título o fines de semana durante 1 año como se obtiene en Madrid? ¿La titulación federativa se limita a una modalidad? ¿Las titulaciones universitarias y de formación profesional otorgan competencias generales en todas las modalidades deportivas? ¿es necesaria y posible una convalidación o reconocimiento previo por parte de cada federación?

Sea como fuere, las federaciones asumieron de facto la responsabilidad en la formación de sus técnicos y constituyeron sus propias escuelas de entrenadores. Posteriormente se regularizó en los diferentes niveles territoriales. Por su parte, la LD materializó esta competencia a través del art. 33.1 d) como una competencia pública[1]. Y Asturias, del mismo modo, estableció como competencia de la Consejería «desarrollar, en colaboración con la Administración del Estado, las federaciones deportivas españolas y asturianas, la formación de los técnicos deportivos», art. 8.a) LD-Asturias.

No obstante, como se observa, «la incorporación al mercado de trabajo de tan diversos titulados universitarios y no universitarios, no se ha producido de forma ordenada, de modo que los perfiles se solapan con facilidad» [2].

Si nos centramos en el baloncesto asturiano, las condiciones de acceso y ejercicio de la profesión de técnico deportivo oficial en competiciones deportivas de baloncesto convive con los títulos expedidos por la federación. ¿Se encuentra justificado realizar una distinción entre profesionales con aquella formación obtenida en centros federativos con respecto a aquellos que obtienen títulos en universidades o en centros públicos o privados legalmente reconocidos? Asturias, crea a tal efecto el Centro de Formación de Técnicos Deportivos del Principado [3].

 

 

En observancia del artículo 57 de la LD-Asturias, obtenemos un primer intento de respuesta ya que dispone que «Las federaciones deportivas asturianas, bajo la supervisión y control de la administración deportiva del Principado de Asturias, podrán imponer condiciones de titulación a las personas que ejerzan labores técnicas en los clubes afiliados a ellas, debiendo, en tal caso, aceptar las titulaciones expedidas por los centros legalmente reconocidos». [4]. Entonces, ¿un graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en el INEFC de León -por ejemplo- podría obtener la licencia deportiva sin cursar los niveles de la federación al ser un centro legalmente reconocido? ¿no? Todo depende de cada Comunidad Autónoma, pues no hay que olvidar que el deporte es competencia de cada una de ellas. 

Si se acude a la normativa reglamentaria de la FBPA un entrenador de baloncesto se define como aquella persona que está en posesión de un título oficial de técnico deportivo en baloncesto o de técnico deportivo superior en baloncesto o los correspondientes expedidos por la FEB, dedicada a la enseñanza, preparación y dirección de la técnica del baloncesto, tanto a nivel de clubes como de la propia FBPA.

Continúa indicando que para poder suscribir una licencia deberá poseer un título oficial de entrenador reconocido por la FEB o un Título oficial de Técnico Deportivo (Superior) en Baloncesto. En cuanto al primero, no hay duda, se trata del obtenido tras realizar el curso en la escuela de entrenadores de la federación, pero ¿qué ocurre con los licenciados y/o graduados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte con titulación universitaria? ¿Deben realizar homologaciones sobre un título de categoría académica inferior?

«…las titulaciones necesarias para actuar al frente de un equipo, son:

(i)Título de Entrenador de Iniciación: Minibasket e Infantil.

(ii)Título de Monitor: Minibasket, Infantil y Cadete.

(iii)Título de Entrenador de Nivel I o Certificado de primer nivel de los estudios conducentes al Título de Técnico Deportivo en Baloncesto: Minibasket, Infantil y Cadete.

(iv)Título de Entrenador de Baloncesto: Junior, Sub’20 y Competiciones Autonómicas Senior.

(v)Título de Entrenador de Nivel II o Título de Técnico Deportivo en Baloncesto: Junior, Sub’20, Competiciones Autonómicas Senior.

(vi)Título de Entrenador Superior: Competiciones Senior de carácter Nacional.

(vii)Título de Entrenador de Nivel III o Título de Técnico Deportivo Superior en Baloncesto: Competiciones Senior de carácter Nacional.

La titulación mínima necesaria para dirigir las Selecciones Autonómicas en los Campeonatos de España será: (a) Campeonato de España Cadete de Selecciones Autonómicas: Título de Nivel II; (b) Campeonato de España Infantil y Minibasket de Selecciones Autonómicas: Título de Nivel I».

 

 

Salvo error por mi parte, según esta clasificación establecida en el Reglamento General y de Competición de la FBPA, se puede acceder a todas las categorías a través de los cursos federativos, pero no a través del título universitario de Grado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte de forma directa, sino con convalidaciones u homologaciones sobre los cursos federativos o sobre la formación profesional reglada con una serie de condiciones mínimas dispuestas en el Real Decreto 234/2005, de 4 de marzo, por el que se establecen los títulos de Técnico Deportivo y Técnico Deportivo Superior en Baloncesto.

Hay que tener en cuenta que la convalidación, la homologación y el cobro de los cursos federativos no debe exigir cuotas elevadas pues no hay que olvidar que es una función pública delegada que ejerce la federación por delegación. Ello cambiaría si tal función fuera considerada como privada asociativa de la federación, pues no tendría que dar servicio de carácter público y adaptado a las condiciones económicas de cualquier sujeto. Así las cosas, no se encuentra justificado, según un informe de la CNMC de 2015 sobre estas cuestiones, excluir a sujetos con formación obtenida en centros públicos y privados legalmente reconocidos.

De todas formas, la CNMC señala la LD ya que, «sin perjuicio de otorgar la competencia al Gobierno para regular las enseñanzas de técnicos deportivos permite sin embargo a las Federaciones deportivas españolas imponer condiciones de titulación para el desarrollo de actividades de carácter técnico en clubes que participen en competiciones oficiales».

Concluyendo, se puede observar definitivamente que no hay una normativa clara y ordenada sobre este tema, es más, las Comunidades Autónomas han legislado[5] sin seguir una uniformidad y ello lleva a mayores incoherencias. En suma, las federaciones pueden imponer condiciones de titulación y solicitar la homologación correspondiente, si no me equivoco, con lo cual, parece haber «un choque frontal con lo que haya de ser una estructuración de la profesión acorde con el esquema de titulaciones o formaciones deportivas implantado. Si hay licenciados y diplomados universitarios debe haber un ámbito preferente u obligatorio para los mismos; si se han creado titulaciones de grado medio y superior de formación profesional deberá haber un ámbito funcional para las mismas que no podrá ser absolutamente coincidente con el anterior; y si hay un contexto en el que no son necesarias las titulaciones académicas y puede aceptarse para ejercer en el mismo una habilitación o cualificación semiprofesional, dicho contexto habrá de definirse y ser claramente delimitado»[6], todo ello con el respeto de los cursos federativos y su grado de especialización, pero con cierta lógica jerárquica de titulación y preparación de los estudios, ¿no?

Por cierto, ¿qué relación guardan los entrenadores con el club? ¿y con la federación para el caso de los «entrenadores de selección»? ¿son o no deportistas profesionales o trabajadores comunes, altos directivos, o, voluntarios? Lo dejo esbozado para otro momento.

 

¡Muchas gracias por tu lectura, espero debate!

Montse | Abogada con especialización en Derecho Deportivo

 

1] Calificada como función pública delegada en el art.3.1. d) del Real Decreto 1835/1991, de 20 de diciembre, sobre federaciones deportivas.

[2] Libro Blanco – Título de Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. http://www.aneca.es/var/media/150296/libroblanco_deporte_def.pdf Visita en diciembre de 2020.

[3] https://www.cifpdeldeporte.es/ Visita en diciembre de 2020

[4] La sentencia del TSJ de las Islas Baleares de 14 de abril de 2015 (JUR 2015, 119910) dispone que «la autorización administrativa a centros privados para impartir enseñanzas deportivas en régimen especial requiere según la normativa vigente que la solicitud a tal fin se acompañe del acuerdo o convenio que se hubiera suscrito con la federación Territorial de la modalidad deportiva solicitada y que dicha Federación territorial haya suscrito un convenio de colaboración con la Consejería de Educación para el desarrollo del conjunto de las enseñanzas deportivas en régimen general» Revista AEDD-36 -205-2- (jurisdicción contenciosa).

[5] https://www.consejo-colef.es/regulacion-autonomica Visita en diciembre de 2020

[6] Cap. 4. Educación y formación en el deporte. Derecho del Deporte. Ed. Aranzadi. Págs. 248-249.

 

A %d blogueros les gusta esto: