LA VOZ DE AVILÉS

BORJA VIDAL, LA IMPRESIONANTE HISTORIA DEL GIGANTE DE PONTIGÓN

LA HISTORIA DEL HISPANO DE PONTIGÓN (VALDÉS) QUE PASÓ POR LA ÉLITE DEL BALONCESTO PARA TOCAR EL CIELO EN EL BALONMANO

La imagen de cabecera de este artículo y que se puede ver también a continuación de este párrafo no es más que el inicio de una historia increíble que ni el mejor guionista habría escrito. Un nombre: Borja. Un orígen: Pontigón. Un destino: la gloria. Así se resume la historia del valdesano Borja Vidal (1981), natural de la pequeña aldea de El Pontigón (unos 30 habitantes) y que con 15 años con su privilegiada envergadura (204 cm) se inició en el baloncesto en el Nueva Base avilesino. Unas aptitudes físicas y un desempeño que le llevarían a la Operación Altura del Joventut de Badalona, club en el que estaría varios años llegando a debutar en Liga ACB. Sin embargo, pese a lo que pudiese parecer, su historia no se escribiría en la máxima categoría del baloncesto nacional, sino que durante su etapa en el CAI Zaragoza, quien acabaría siendo en el futuro Seleccionador Nacional de Balonmano, Valero Rivera, se fijó en él y le animó a probar con la sección de balonmano del club por sus buenas condiciones físicas. Borja aceptó, le gustó y destacó. A partir de ahí comenzó a crecer en su nuevo deporte y alcanzó a jugar en Liga ASOBAL. Años más tarde, el propio Rivera le ofreció jugar con la selección de Qatar a la que entrenaba y ambos se proclamaron subcampeones del mundo, Borja con la Cruz de la Victoria y el Asturias Patria Querida tatuados sobre su cuerpo.

Su historia más al detalle en el enlace:

LA VOZ DE AVILÉS

 

A %d blogueros les gusta esto: