PHOTOCRAMA

UN DÍA EN EL WIZINK CENTER (POR ANA ORAÁ)

A JUGADORA DE ADBA, ANA ORAÁ, NOS ABRE SU DIARIO Y NOS CUENTA SIN PERDER DETALLE LA EXPERIENCIA INOLVIDABLE QUE HA SUPUESTO PARA ELLA Y SU EQUIPO JUGAR EN EL WIZINK CENTER CON MÁS DE 6.000 PERSONAS EN LAS GRADAS.

3 de noviembre de 2019. Fecha que jamás se olvidará en el seno de ADBA, después de haber disputado en el WiZink Center de Madrid y ante más de 6.000 personas un partido muy importante en la historia del baloncesto femenino con motivo de la fiesta del baloncesto organizada por Movistar Estudiantes por el 30º aniversario de su sección femenina. Evento sin parangón para el club avilesino y baloncesto asturiano que merece la pena repasar paso a paso y sin perder detalle. Para ello que mejor narradora que una de las grandes protagonistas, la jugadora de ADBA Ana Oraá, una de las jugadoras asturianas con mayor bagaje y que nos abre su diario “UN DÍA EN EL WIZINK CENTER”, desde la semana previa al partido hasta su valoración postpartido. Acompañamos al mismo las imágenes de nuestros amigos de Photocrama, a quienes os animamos a seguir y nos dejan una fabulosa fotogalería. Dicho ya todo, allá vamos, Ana. Muchas gracias y encantados de que hayas vivido una experiencia inolvidable y que la hayas compartido con nosotros.

 

 

UN DÍA EN EL WIZINK CENTER: POR ANA ORAÁ

 

Semana previa al partido del Wizink pensando mucho en el partido del Wizink…

Ya desde el primer entrenamiento del lunes se notaba que estábamos ante una semana especial. Creo que no hubo ni un solo día en el que no pronunciásemos la palabra “WiZink”. Entrenamos súper motivadas toda la semana y con una sonrisa casi permanente en la cara, aunque sin perder la concentración, pues al final no dejaba de ser un partido de liga que tenía la misma importancia que el resto.

EL WIZINK CENTER, EL DESTINO SOÑADO PARA ADBA

Y con esa sonrisa casi permanente partís el sábado hacia Madrid…

Salimos el sábado a medio día hacia Madrid en el autobús de Fundavi con padres y afición. La verdad es que el viaje hasta el hotel fue bastante tranquilo. Cada una a sus cosas, durmiendo… Cuando sí que cambió completamente el ambiente fue al llegar allí. Dejamos las maletas en el hotel y volvimos al bus para ir al centro de Madrid, dar una vuelta y cenar. Este trayecto en bus ya fue mucho más animado. Música a todo volumen (incluido el himno de Asturias de Melendi), todas cantando, fotos, videos…

EXPEDICIÓN DEL ADBA ANTES DE PARTIR AL WIZINK CENTER (ADBA)

Después momento para dormir, pero el día siguiente no va a ser un día cualquiera, y se piensa en ello…

Si. Se piensa mucho en el partido, es inevitable. Al final es algo nuevo y único para nosotras y tu cabeza no deja de pensar en cómo será todo. Como anécdota te diré que antes de irnos a dormir hicimos un simulacro de compra de entradas para hacernos una idea de cuánta gente iba a ir. Pero no te quita el sueño, simplemente estás un poco más inquieto de lo normal. Diría que se puede comparar a la noche de Reyes cuando eres pequeño (y estaremos todos de acuerdo en que era de las mejores noches del año).

MARCIA CARVALHO SE ELEVA HASTA EL INFINITO (PHOTOCRAMA)

Rostros ya de concentración en el desayuno del domingo…

En el desayuno del domingo ya se palpaba bastante más la tensión y los nervios previos al partido. Hablamos un poco de lo que nos íbamos a encontrar, cuanta gente iría… pero otra vez el ambiente predominante era de concentración.

ELENA GUIJO Y DEANGELIQUE WAITHE EN LA PUGNA POR EL BALÓN (PHOTOCRAMA)

Y tras coger fuerzas el majestuoso Wizink espera…

El WiZink Center es espectacular. Puede que hasta se quede corta la palabra. Desde el momento en que lo ves desde el autobús ya te quedas sin palabras. No nos podíamos creer que fuésemos a jugar allí. Evidentemente la principal diferencia con cualquier otro pabellón son las dimensiones. Todo es a lo grande. Vestuarios, salas de prensa, salas VIP, pasillos y escaleras hasta la pista… Los vestuarios son muy grandes, tienen varios espacios o salas separadas, televisión que proyecta el marcador del partido… te mueves por él como si fuese una casa. Y otra gran diferencia es el parqué de la pista. Es el mejor con diferencia de todos en los que he estado.

Para mí personalmente el momento más impactante fue la primera vez que salí a la pista para calentar cuando quedaba más o menos 1 hora para el partido. Te ves ahí en el centro de la pista de un pabellón enorme (porque realmente es enorme), con las gradas vacías… se te pone la piel de gallina. Había estado 3 o 4 veces viendo partidos de ACB y Euroliga por lo que ya conocía el pabellón, pero esa fue una sensación totalmente nueva. Verse ahí como jugadora es impresionante e inolvidable.

CONJURA DE JUGADORAS DE ADBA ANTES DE EMPEZAR EL PARTIDO (PHOTOCRAMA)

Y vuela el balón al aire y comienza el partido con más de 6.000 personas a tu alrededor…

El momento de saltar a la pista, mientras estábamos preparadas para el salto inicial lo definiría con una palabra: felicidad. Eso es lo que sentía justo en ese instante. Más allá de los nervios lógicos ante un partido de tales dimensiones (que la verdad que no eran demasiados, no sé si por lo que dices de la experiencia de varios años jugando o porque la ilusión los camuflaba), me sentía una afortunada por poder estar viviéndolo desde dentro. Desde el momento en que el árbitro lanza el balón al aire, parece un tópico decirlo, pero te olvidas te todo y te aíslas hasta el punto de que no te das cuenta de lo que está pasando fuera. Poco a poco los nervios se van e intentas competir al máximo. Como dije antes, es en el banquillo donde sí te das cuenta de toda la gente que hay, cómo animan, cómo se divierten… y te puedes permitir el lujo de “despistarte” un poco del partido, mirar alrededor y disfrutar.

SALTO INICIAL MOVISTAR ESTUDIANTES – ADBA (PHOTOCRAMA)

Y te posicionas en el perímetro y conviertes un triple…

Sinceramente cuando metí el triple no fui consciente que lo estaba metiendo en el WiZink. Me puse contenta como en cualquier otro y también me vino bien a nivel mental, ya que llevaba un par de partidos en los que no me encontraba cómoda tirando, así que por una parte fue un alivio. Había lanzado otro al principio del partido, ahí si que más tensa porque aún era consciente de todo el ambiente que nos rodeaba. Pero este segundo lo tiré bastante tranquila, sólo concentrada en el tiro, y salió bien. Ya en frio varias horas después del partido si que pensé en el hecho de que había metido un triple en el WiZink y evidentemente la sensación fue de alegría y satisfacción. No lo voy a olvidar. Aun así, también soy un poco inconformista en ese sentido y pienso que tendría que haber anotado más para ayudar al equipo.

NUESTRA PROTAGONISTA, ANA ORAÁ, HACIENDO INDICACIONES (PHOTOCRAMA)

Y se viven 40 minutos de mucho ambiente, ruido y algarabía que modifica hasta vuestra forma de juego…

Durante la semana habíamos entrenado teniendo en cuenta el factor ruido, marcando las jugadas de una manera más visual en vez de con la voz, comunicándonos con gestos, para que no nos afectase a la hora de entendernos en el partido. Aunque si que es verdad que al no ser un partido igualado el público no está tan encima hasta el punto de no dejar oírte a las unas y a las otras, salvo en algunos momentos en que cantaban animando a Estudiantes, celebraban canastas… pero creo que lo notas más cuando estás en el banquillo que cuando estás jugando, ya que te aíslas de todo y solo tienes ojos y oídos para la pelota y compañeras.

SARA BRANDY PENETRA HACIA EL ARO (PHOTOCRAMA)

Deportivamente el resultado no fue el mejor…

Por comentar un poco el tema deportivo, en este caso las expectativas no se cumplieron tanto. Evidentemente éramos conscientes de la diferencia que había entre los 2 equipos, pero esperábamos haber competido mejor y haber aguantado un poco más en el partido. En este sentido no estamos satisfechas. En cualquier caso, hacemos borrón y cuenta nueva y nos quedamos con la experiencia. Para bien o para mal sólo es un partido más y nos queda mucha liga para seguir dando guerra y luchar por cumplir los objetivos.

CARLOTA VELASCO SE LEVANTA PARA EL LANZAMIENTO (PHOTOCRAMA)

Pero la fiesta del baloncesto fue tal y la organización de Movistar Estudiantes fue artífice de un hito de alto calibre…

La organización y trato por parte del Estudiantes fue de 10. Desde que bajamos del autobús estuvieron pendientes de nosotras. Una chica nos acompañó hasta la puerta por la que teníamos que entrar y hasta el vestuario. Había mucha gente de seguridad y de la organización, que nos indicaban cualquier cosa que necesitábamos. No nos faltó de nada. Respecto al partido en sí, estaba todo perfectamente preparado y organizado, y supieron mantener al público metido en todo momento.

Me parece digno de resaltar cómo se mueve el Estudiantes para organizar cosas así. No hay que pasar por alto que consiguieron meter más de 6.000 personas un día de puente para un partido femenino en el que la entrada costaba dinero, y en el que a priori (y desgraciadamente para nosotras así se demostró) a nivel deportivo había bastante diferencia entre los 2 equipos. Creo que en este tipo de eventos son expertos y se desenvuelven muy bien. Está claro que el baloncesto femenino, y nosotras en particular, se lo agradecemos muchísimo.

SARA FRAILE CON EL BALÓN CONTROLADO (PHOTOCRAMA)

Y ya en frío, de vuelta en casa, encantada por la experiencia…

Como dije antes me siento afortunada de haberlo vivido. No sólo yo, también el resto del equipo, todo el club y toda la afición que vino con nosotras podemos considerarnos unos privilegiados por haber formado parte de esto. Como nos dijo Juanjo antes del partido, es algo que pasa una vez en la vida y que muy poca gente tiene el honor de experimentar. Para nosotras ha sido un orgullo ser parte de un evento que intenta normalizar la asistencia baloncesto femenino y trata de ponerlo al nivel del masculino, en el sentido de organización, visibilidad, trato, medios… Se están dando pasos hacia la igualdad y agradecemos al Estudiantes todo el trabajo que hace en esta dirección y también que nos hayan permitido poner nuestro granito de arena al participar con ellas en este partido. Creo que ninguna de nosotras lo vamos a olvidar.

NURIA MAESO AMENAZA EL LANZAMIENTO (PHOTOCRAMA)

Y expectativas cumplidas…

Las expectativas eran bastante altas, y más después del partido del año pasado. Llevamos pensando en ello desde que nos lo dijeron a finales de agosto o principio de septiembre. Pero yo creo que se han cumplido e incluso superado. Hasta que no pisas la pista del WiZink Center no te haces una idea de lo increíble que es. Lo conoces, piensas en cómo puede ser, pero aun así te sorprende. Es difícil imaginarse la magnitud de lo que hemos vivido antes de realmente vivirlo. Quizás lo que si que esperábamos era un poco más de gente, probablemente por el listón tan alto que dejaron la temporada pasada, pero luego te paras a pensar en todas las circunstancias que rodeaban al partido (precio, calendario…) y te das cuenta de que ha sido un éxito. ¿En qué momento podríamos habernos imaginado que más de 6000 personas pagarían por ver un partido de baloncesto en el que uno de los 2 equipos fuese el nuestro? Nunca. No olvidemos además, que es la segunda división. Así que sí, las expectativas se cumplieron. Hemos vivido algo único.

JONE AZKUE SIN MIEDO HACIA EL ARO (PHOTOCRAMA)

Agradecida por haberlo vivido…

Quiero dar las gracias a Estudiantes por invitarnos, al ADBA por acceder al cambio en el calendario y así permitirnos vivir esta experiencia, a la gente que vino a Madrid para estar a nuestro lado en un día tan especial y a La Canasta Asturiana por estar siempre pendientes de nosotras. Seguiremos entrenando duro y luchando para dar alegrías y momentos especiales al baloncesto asturiano.

LA PLANTILLA DE ADBA AL FINALIZAR EL ENCUENTRO (PHOTOCRAMA)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: