JUANFRAN SE HACE DE ORO

EL TÉCNICO GIJONÉS DA EL SALTO A LA LEB ORO COMO PREPARADOR FÍSICO Y TAMBIÉN CON FUNCIONES TÉCNICAS, ACOMPAÑANDO A ARTURO ÁLVAREZ EN EL MELILLA BALONCESTO

En el día de hoy se oficializaba por el Club Melilla Baloncesto la incorporación del preparador físico y entrenador gijonés, Juan Francisco Arias. El hasta ahora Director Deportivo de FODEBA y Seleccionador Alevín FBPA da un salto en su trayectoria pasando a integrar el Staff Técnico del equipo de LEB ORO club melillense, comandado por el mierense Arturo Álvarez.

Un Juanfran muy satisfecho con su incorporación que nos señala que «la oportunidad me llega por una oferta laboral a través de ASEPREB (Asociación Española de Preparadores Físicos). Tras hablar con el gerente del club y con Arturo y encajar en lo que ellos estaban demandando me comunican que la oferta es para mí».

En cuanto a las funciones a desempeñar en su ya nuevo club, el gijonés nos relata que su incorporación «es como preparador físico, y mis funciones irán en atender al cuidado y optimización del rendimiento de los deportistas: control de cargas, trabajo de fuerza y prevención, procesos de recuperación…

Todo desde un enfoque absolutamente individualizado, como no puede ser de otra forma en un nivel tan profesional.

Arturo también me ha transmitido que quiere que tenga ciertas funciones técnicas como tercer entrenador, sobre todo centrado en el trabajo de desarrollo individual de algunos deportistas,también ilusionante y motivante para mi tener competencias en esa línea, o en las circunstancias que Arturo me vaya demandando.

Por último, sobre su decisión de salir fuera de Asturias, Juanfran tiene claro que «fue sencillo«. «Llevaba unos años con la inquietud de tocar un techo deportivo mas alto, y a pesar de que estaba muy agusto tanto con FODEBA Gijón como con la Federación de Baloncesto del Principado de Asturias en el cargo de seleccionador, no tuve apenas dudas».

«Tengo que aparcar, de momento, la que era mi actividad profesional principal como docente en educación primaria, que si es verdad que puede ser un handicap en mi futuro laboral, pero como se suele decir “quien no arriesga no gana» y en los parámetros e inquietudes personales en que me muevo esta oferta era irrechazable, creo que será enormemente enriquecedora para mi tanto desde el plano profesional como en el personal».

 

A %d blogueros les gusta esto: