LA TEMPORADA PARA ENMARCAR DE INÉS NOGUERO

LA JUGADORA GIJONESA INÉS NOGUERO (2004) SE HARTA DE LOGRAR ÉXITOS Y EFEMÉRIDES CON EL SIGLO XXI, SELECCIÓN ASTURIANA Y SELECCIÓN ESPAÑOLA

Si echamos la mirada atrás hacia la temporada pasada, pocas temporadas más brillantes habrá que la que ha despachado la gijonesa Inés Noguero (2004), que se ha hartado de acumular éxitos y efemérides con su club, el Siglo XXI, con la Selección Asturiana Cadete o con la Selección Española U17, un año más que su edad. Repasamos con Inés la que tal vez haya sido la mejor temporada de su vida.

 

1.-  Buenas noches Inés. Balance de la temporada con el equipo Junior del Siglo XXI…

Nosotras como equipo empezamos muy tarde  y es una de las desventajas que tenemos. El año pasado llegamos de jueves por la tarde y el sábado ya tuvimos que jugar, por lo que nos conocíamos muy muy poco. A pesar de todo, tuvimos muy muy buenas sensaciones. El primer trimestre es para conocernos, y coger dinámica de equipo para luego poder competir al máximo nivel. A pesar de alguna baja de más, por lesiones inesperadas, tuvimos un nivel de competición alto. Este año la liga se presentaba con tres o cuatro equipos potentes con los que nos batimos y logramos competir y ganar. Estábamos en nuestro mejor momento antes de Semana Santa porque comenzábamos a reincorporar a las bajas que teníamos y podíamos alcanzar otro ritmo de juego. Yo creo que podríamos haber hecho una gran temporada de no ser por el coronavirus.

 

 

2.- Un balance de temporada en el que debe sobresalir tu debut en Liga Femenina 2…

Normalmente alguna vez subíamos a entrenar con el senior y eso ya lo das como una oportunidad enorme de aprender. Cuando esa semana me dijeron que posiblemente viajaría con el primer equipo no me lo creia. Al final lo ves como una oportunidad que está ahí, pero nunca te la llegas a plantear. Fue una experiencia de aprendizaje, y un pasito más para conseguir algo más grande, como lo que me tocará este año. Estoy super agradecida al staff técnico por la confianza depositada en mí.

 

 

 

3.- Y en Navidades otro premio a la temporada. Medalla de oro en el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas de categoría preferente con una final de infarto…

El año anterior luchamos por mantenernos en categoría especial, lo conseguimos con mucho esfuerzo y con un duro partido, pero lo logramos.

No obstante, este año salió una nueva norma que hacía que nosotras jugáramos en preferente. No me hizo mucha gracia porque al final yo quería jugar con mi generación, mi último campeonato y enfrentándome a los mejores equipos. No pudo ser, pero lo que yo me prometí era que quedaríamos primeras de preferente, me llevaría una medalla de oro al cuello, y demostraría que Asturias podia ser de especial.

Superamos los partidos de grupos fácilmente, excepto contra Aragón, que fue más competitivo pero les ganamos jugando muy bien. Los cruces para llegar a la final también tuvimos suerte y al pasar primeras de grupo no tuvimos mucha dificultad.

Y volvíamos a enfrentarnos a Aragón en la final. Un partido que se repetía, porque en mini también nos batimos pero para mantenernos en especial. Recuerdo que fue un partido muy duro, muy igualado, y nosotras no tuvimos mucho acierto.

Llegamos a los últimos minutos y recuerdo que no sentía las piernas, no me reaccionaban. Y tuvimos dos prórrogas. La canasta que meto es algo que sigo sin creerme (risas), no entiendo como eso entró. Y cuando entramos en la segunda prórroga, las aragonesas no habían rotado mucho, y estaban muy cargadas de faltas. Sientan a su tiradora porque la expulsan por faltas y tenemos un racha con gran acierto. Y ganamos el partido. Lo recuerdo a cachos, pero como una victoria que nunca olvidaré.

 

 

4.- Y en verano suena el móvil, pero no para la Selección Española U16, sino para la U17…

Pasaba el verano y no llamaba nadie. Yo daba ta por hecho que a causa del coronavirus no podíamos concentrarnos y entrenar como haciamos todos los años. A finales de julio, nuestro entrenador nos pasa las fechas de las concentraciones. Dos días más tarde, recibo un mensaje de mi entrenador diciendo que yo no voy a la Selección Española que me corresponde, sino que voy con la generación de un año más. Recuerdo sentir desde el primer momento mariposas en el estómago de los nervios. Se lo dije a mi familia, nada más saberlo.

A nivel de competición es verdad que es un pasito más, tienen las cosas más claras, se tiran a cada balón, es un puntito más, porque ya han vivido la experiencia de un europeo y ya tienen la idea de los equipos rivales y lo duro que tienen que entrenar para competir. Es otra perspectiva diferente. 

La verdad que a nivel personal y «profesional» una experiencia para aprender de las mejores jugadoras 03 y para conocerlas personalmente que son un grupo maravilloso. Sí que es verdad que no pudo ser lo exigente que debería por tema de protocolos y medidas de seguridad por lo del covid, pero aún así creo que sacamos partido a la concentración a nivel individual y en el juego táctico, de movimiento en los espacios…

 

 

5.- Y  broche de bronce a una genial temporada con la tercera posición que ocupaste con la Selección Española U17 en el Mundial de Habilidades (Skills Challenge)….

Ganar el bronce para mí es un plus más, es algo que no esperas y menos sabiendo que eres un año menos, que confían en ti, que tiene que ser todo a una porque no se puede repetir.

El primer contacto con el circuito, la primera competición que hicimos, como era todo nuevo, nuevas normas a las que no estábamos acostumbrados fue un poco confuso. No daba la sensación de estar compitiendo, porque no había el ambiente que suele haber… A partir de ahi, del primer día, vimos los rivales que teníamos y que teníamos que competir.

Poco a poco y superando partidos fuimos llegando, y las semis contra Polonia no tenemos mucha suerte con el acierto de las canastas y con el rebote, ya que se nos van dos balones rebotados casi hasta medio campo, por lo tanto perdemos bastante tiempo. No pudo ser.

Pero el último partido yo recuerdo que fue el que menos nervios tuve, fui a disfrutar como todo el resto, porque era el último y ya habíamos hecho algo que era extraordinario.

Nos comunican el bronce ganado cuando ya estamos de regreso a nuestras casas, y es el broche final a una concentración especial en todos los sentidos: con una año más, con medidas contra el COVID-19, sin poder hacer contacto, y con una nueva competición que nadie había jugado.

Por último, quiero señalar que es un honor y un placer, y super agradecida de que después de varias lesiones durante el año, y saber que no estás rindiendo como deberías, recibir esa llamada, es como una luz en la oscuridad. Otra vez de nuevo, super agradecida a la Federación Española, por la confianza que me dan cada verano, y de tener la posibilidad de competir con el máximo nivel de jugadoras de España.

 

 

Muchas gracias e Inés y enhorabuena por esta fantástica temporada. Firmamos con ojos cerrados que las próximas sean tan increíbles como esta.

Muchas gracias por esta entrevista y por estar tan pendientes de mis actuaciones y las de mis equipos.

 

(FOTOS FEB / SIGLO XXI)

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: