EL FUTURO DE LOS BANQUILLOS MIERENSES SE ESCRIBE EN FEMENINO

CARLI SUÁREZ, BEA SILVA Y LUCÍA RODRÍGUEZ DEBUTARON OFICIALMENTE COMO ENTRENADORAS ESTA TEMPORADA EN EL BVM2012 Y MUESTRAN MUCHÍSIMA ILUSIÓN POR DESARROLLAR SU TRAYECTORIA EN LOS BANQUILLOS

La temporada 2019/2020 será recordada por la paralización de la competición debido a la situación de crisis sanitaria existente. Parón que deja sin la ilusión de competir durante unos meses a todos nuestros jugadores, pero también a nuestros entrenadores y en especial a aquellos que disfrutaban con letras mayúsculas en los banquillos por ser oficialmente la primera temporada en que ejercían de técnicos. Prueba de ello son nuestras tres protagonistas en el día de hoy, Lucía Rodríguez (2002), Carli Suárez (2002) y Bea Silva (2000), ambas jugadoras senior del BVM2012 y desde esta temporada también entrenadoras en el mismo club. Y precisamente, en este artículo, nos acercamos con ellas para hacer balance de cómo ven el baloncesto desde su nueva perspectiva y de las expectativas de futuro que se empiezan a dibujar desde la faceta técnica. Parece que los banquillos mierenses se escriben en clave de femenino la próxima temporada. Muy grandes chicas!

1.- Cuerpo Técnico del que has formado parte esta temporada y balance de la temporada…

LUCI: Este año estuve de segunda entrenadora del infantil mixto. Tuvimos suerte ya que los niños tenían muy buena preparación y fue muy fácil trabajar con ellos.

CARLI: He formado parte del infantil mixto, un equipo que ha ido creciendo a lo largo de la temporada y que también me ha hecho crecer mucho a mí como persona y entrenadora. El balance de la temporada es bueno, hemos ido poco a poco uniéndonos tanto los jugadores como los entrenadores y es una pena no haber podido terminar el proceso. Aún así ha sido muy gratificante ver a los niños crecer y aprender.

BEA: Estuve de segunda entrenadora en el alevín mixto y, en mi opinión, esta temporada fue genial. He visto a los jugadores crecer tanto a nivel técnico como personal ya que todos acabaron usando la mano izquierda cuando tocaba o tomando mejores decisiones a la hora de entrar, pasar o tirar y también ha aumentado su confianza, había jugadores que al principio subestimaban sus capacidades o que se frenaban un poco por “no ser un chupón” y a lo largo de la temporada han ido soltándose, probando cosas nuevas… El balance para mi es positivo, tanto ellos como yo hemos aprendido muchas cosas este año. Me habría gustado que la temporada hubiese acabado de otra forma (con una comida en condiciones, todos juntos) pero espero volver a verlos a todos el año que viene.

 

LUCÍA RODRÍGUEZ

 

2.- Los mejores aprendizajes que como entrenadora te llevas de esta temporada…

LUCI: Fue una experiencia increíble ya que creas un vínculo muy importante con los niños y ellos ven una figura de referencia en ti lo que te da una confianza increíble.

CARLI: Mi mayor aprendizaje ha sido descubrir lo que realmente un entrenador debe hacer; hasta ahora yo voy al baloncesto desde la perspectiva de jugadora, pero esta experiencia me ha hecho darme cuenta de que los entrenadores son la pieza clave para que todo el equipo termine de encajar. También he aprendido a tratar con otras personas Y ver que mis consejos les hacen crecer. Estoy segura de que esto me ayudará mucho en el futuro y, en la profesión que aspiro a tener que es la de maestra.

BEA: Estar de entrenadora me ha dado la oportunidad de ver el baloncesto desde un punto de vista un poco distinto, de darme cuenta de que esa persona que se sienta con nosotros en el banquillo no es solo alguien que da voces para que corras más rápido o pelees más fuerte por el rebote, aunque exigir que los jugadores den el máximo sea una parte importante del trabajo.

Como jugadora siempre he respetado la figura del entrenador, pero tras este año valoro y agradezco mucho más el trabajo y la paciencia que han tenido conmigo mis entrenadores. Por otro lado, la ilusión y las ganas de jugar de los alevines me llamó mucho la atención ya que a los 10/11 años muchos juegan porque en casa quieren que hagan un deporte, por dejar las consolas un poco… pero vi que ellos, la gran mayoría, sí que disfrutan del baloncesto como algo más que una actividad extraescolar y esas ganas se acabaron contagiando y a mí me motivaron para querer hacer las cosas mejor, tanto como su segunda entrenadora como jugadora.

Además, he tenido la oportunidad de aprender del primer entrenador, que en entrenamientos y partidos me explicaba por qué hacía un ejercicio u otro, porque ese cambio y no otro…, también comentaba los errores que veía por nuestra parte y de los jugadores. Es un entrenador que hace que trabajemos la autoconfianza tanto los jugadores (como dije en la pregunta anterior) como yo ya que me hacía asumir responsabilidades como entrenadora preparando algunos entrenamientos o dirigiendo a los alevines en algún momento del partido. Estas son situaciones que me sacan por completo de mi zona de confort, pero en todo momento contaba con su confianza y la de los jugadores lo  que hizo que adaptarme a ellas fuese un trabajo mucho más fácil, la verdad que tener un equipo así facilita mucho las cosas.

 

CARLI SUÁREZ

 

3.- La importancia para un club del BVM2012 de que sus jugadoras sean a su vez entrenadoras de cara a ser un espejo para los pequeños que entrenan y a generar sentimiento de club.

LUCI: Ser una figura de referencia, al mismo tiempo de sentirte presionada, te hace crecer por dentro e intentas sacar lo mejor de ti lo que te hace más fuerte como persona y como entrenadora.

CARLI: Creo que es muy importante que los niños y niñas de nuestra cantera tengan como referentes a jugadores que también son de su club y que además son entrenadores. Los niños se dan cuenta así de que ellos también podrán llegar a ser entrenadores y grandes jugadores. Además, para mí ser jugadora me ayuda mucho a entrenar, ya que soy capaz de comprender a los niños en ciertos momentos por los que yo he pasado durante mi vida como jugadora.

BEA: Es muy positivo que se cuente con jugadoras para ser entrenadoras ya que me parece que une más al club, es decir, acerca más la figura del entrenador a los jugadores. Por ejemplo, este año las sénior jugamos un partido de ascenso para subir a primera y todos los alevines subieron al polideportivo a animarnos, escucharlos en la grada fue una de las cosas que más me gustaron de ese partido. Además, haciendo esto los más pequeños ven que el baloncesto es mucho más que los jugadores, que también están los entrenadores, los árbitros, los oficiales de mesa… ojalá alguno de estos jugadores se anime en un futuro a probar algo de esto.

 

BEA SILVA

 

4.- Interés por seguir en esta labor la temporada que viene y futuro que te gustaría conseguir en los banquillos.

LUCI: Me gustaría seguir muchos años más compaginando mi labor como jugadora y entrenadora a la vez. Ayudando a los niños a mejorar y a crecer poco a poco lo que también me ayudaría a mejorar como entrenadora y como persona.

CARLI: La temporada que viene me encantaría seguir entrenando, ya que mi experiencia este año ha sido muy buena y me gustaría crecer como entrenadora.

BEA: Este año ha sido una gran experiencia que me ha enseñado mucho y, por supuesto, el club cuenta conmigo para lo que necesite la siguiente temporada. Me gustaría seguir formándome como entrenadora ya que este año he visto que todavía me quedan muchas cosas por aprender.

Muchas gracias por esta entrevista chicas. Desearos que continuéis con esa ilusión por el mundo de los banquillos y que ésta sea la primera temporada de las muchas que estéis dirigiendo.

LAS TRES: Muchas gracias a vosotros.

 

A %d blogueros les gusta esto: