EMILIO Y LÚA: EL DOBLE GALARDÓN PARA PADRE E HIJA

EMILIO MAURO Y LÚA PÉREZ, PADRE E HIJA, SIENTAN PRECEDENTES EN EL BALONCESTO ASTURIANO SIENDO GALARDONADOS EN LA MISMA EDICIÓN DE LA GALA DEL BALONCESTO ASTURIANO

A finales de la pasada semana la Federación de Baloncesto del Principado de Asturias emitió el fallo de premiados de la temporada 2018/2019 para la Gala del Baloncesto Asturiano que se celebrará el viernes 20 de diciembre a partir de las 20:30 en el Hotel URH Zen Balagares (Corvera de Asturias). Dentro de la pléyade de elegidos un dato curioso, simbólico y sin precedentes cercanos: el reconocimiento en la misma Gala a padre e hija. Y es que Emilio Mauro Pérez y su hija Lúa convergerán como premiados en un día muy especial para toda su familia. Emilio recibe el premio accésit por su papel en Selecciones Autonómicas, mientras que Lúa lo recibe en condición de mejor jugadora benjamín de la pasada campaña.

Para Emilio el reconocimiento le viene por su fantástico papel desempeñado en el pasado Campeonato de España de Selecciones Autonómicas en el que logró una permanencia de mucho valor en la categoría especial con la Selección Cadete Femenino. En ese Campeonato que Emillio califica “de gran experiencia personal” destaca “el grupo humano que se formó y la unión entre el cuerpo técnico y las jugadoras”. Un par de hitos de ese Campeonato pasarán a la historia de nuestro baloncesto, la meritoria permanencia “un subidón conseguido de forma agónica, el cual se habría podido mejorar si llegan a respetarnos las lesiones” y una simbólica victoria ante Madrid, sobre la cual, no obstante, Emilio no tenía dudas: “De ganar a Madrid… te vas a reír pero se lo había prometido a las jugadoras y ellas lo cumplieron”.

Por su parte, la pequeña galardonada de la casa como mejor jugadora benjamín, Lúa Pérez, empezó a jugar en el Baby Basket del RGCC y cuando cumplió la edad benjamín se incorporó al equipo de su colegio, CP Cabueñes, compaginándolo con el equipo de Copa con el RGCC y también con otros deportes. Lúa es una jugadora con mucho carácter, zurda buena penetradora y buena tiradora. Manda mucho en la pista, coloca a sus compañeras, ayuda mucho al entrenador y lasume los tiros difíciles sin miedo.

En que el baloncesto fuese parte de su vida su padre señala la influencia de la cantidad de partidos que vio de pequeña, ya que venia a los partidos que yo dirigía desde muy pequeña y los dos íbamos a los partidos de su hermano, siguiéndole incluso fuera de la región a los Campeonatos de España de Selecciones”.

Una casa en la que “se habla mucho de baloncesto, si no es por mis partidos como entrenador lo es por los de Roi o por los de Lúa. Tal vez se habla demasiado (risas)”, señala Emilio y que con estos reconocimientos habrá un motivo más para seguir hablando. Enhorabuena Emilio. Enhorabuena Lúa.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: