LAS CHICAS QUE ESCRIBIERON LA PÁGINA DE ORO DEL MAXIBASKET ASTUR

CON MOTIVO DE LA CONCESIÓN DEL PRÓXIMO EUROPEO MAXIBASKET 2020 A MÁLAGA APROVECHAMOS PARA REPASAR LA HISTORIA DEL MAXIBASKET ASTURIAS, EL PRIMER EQUIPO ESPAÑOL QUE FUE A UN EVENTO INTERNACIONAL Y SE COLGÓ EL ORO EN EL EUROPEO LITUANIA 2012

Recientemente la Federación Internacional de Maxibasket (FIMBA) dio a conocer las sedes de los próximos campeonatos internacionales. Entre ellos, destacar la cita que tendrá lugar en España. Y es que Málaga ha sido designada como sede para albergar el Campeonato de Europa de Maxibasket entre los días 26 de junio y 5 de julio de 2020. Y a raíz, de este futuro evento, queremos refrescar un hito histórico, la primera participación de un equipo español en un evento de tal índole, que a la postre sería asturiano, “Maxibasket Astur”, y que competiría con éxito en el Europeo de Lituania 2012.

El Maxibasket es una modalidad de baloncesto surgida en Argentina en 1969, que permite a jugadores y jugadoras de baloncesto el continuar practicando su deporte favorito hasta los 75 años. Así, las chicas pueden comenzar a jugar a partir de los treinta años y los chicos una vez cumplidos los treinta y cinco.

Pese a que, sobre todo en los países sudamericanos y en la Europa del este, se trata de una modalidad baloncestista en auge, lo cierto es que ningún equipo español había participado todavía en ninguna cita a lo largo de los veinte años de historia que tiene la FIMBA.

Y mira por donde, el gusanillo se desató en nuestra tierra, donde acabaría surgiendo el primer equipo de Maxibasket español que competiría a nivel internacional. Las precursoras de la iniciativa fueron dos conocidas exjugadoras avilesinas, Ana Somoano y Raquel García, «Peke», ambas deseosas de volver a las canchas y probar suerte en el Maxibasket. Para ello, contactaron con el técnico argentino Diego Piccardo que les explicó el funcionamiento del Maxibasket y las convenció para lanzarse a la aventura. El preparador argentino se postuló entonces como el otro eje impulsor del equipo. Piccardo, además, conocía la competición de experiencias pasadas en Sudamérica, donde fue entrenador de una de las selecciones argentinas en el campeonato continental celebrado en Uruguay, que posteriormente participaría en el Mundial de Eslovenia.

Una vez analizados los entresijos de la competición, Ana y Peke se lanzaron a la carga para reclutar compañeras para formar un equipo. Empezaron a hablar con antiguas amigas y compañeras para intentar formar un equipo competitivo. No les costó demasiado. En apenas unas semanas formaron una plantilla de muchos quilates. Todas ellas partían de patrones comunes: La mayoría de ellas habían dejado el baloncesto por temas familiares o de trabajo, y algunas otras ya no se veían con edad para andar por los pabellones cada fin de semana.

La plantilla estuvo formada por Cristina Collado, Carmen Martín, Marta De la Peña, Lorena y Covadonga Díaz, Tina Cabrera, Elena Fernández, Ronchi y las mencionadas Ana Somoano y Raquel García «Peke», y dirigida por Diego Piccardo.

También cabe mencionar a otras tantas que, aunque finalmente no pudieron viajar con el equipo por motivos personales, colaboraron con el equipo desde el primer momento. Es el caso de exjugadoras y amigas como Gemma Segura, Marina Blanco, Judith Algueró, Esther González, Marta Llorach, Vero Mallada, Laura Collado, Carmen Paniagua, Sonia Pulgar y Cova García.

Y en estas, se inscribieron para participar en el Europeo de Maxibasket 2012 que tendría lugar en Kaunas, Lituania. Con la citada inscripción, el Maxibasquet Astur se convirtió en el primer equipo español de la historia en participar en un Campeonato de Europa de Maxibasket y se desplazaron a tierras bálticas con la intención de luchar por una medalla. El conjunto asturiano contó en su aventura con la colaboración del Grupo Deportivo Bosco, que fue el club que apadrinó la idea y proporcionó las equipaciones y de la empresa Viajes Turyva.

De toda la aventura lituana, vamos a resaltar dos momentos, para mí los dos partidos que más simbolizaron para el Maxibasquet Astur y fueron la primera piedra de éxito internacional del Maxibasquet en España.

DEBUT ANTE LOS CAMPEONES

El sorteo no había sido muy benevolente, y el debut del Maxibasquet Astur tendría lugar contra los actuales campeones del mundo de la categoría de +35, el SKK Komanda de Kaunas. En cambio, si fueron agraciadas respecto al pabellón de juego, pues disputarían sus partidos en el emblemático Kaunas Sport Hall que, otrora, fue testigo de las grandes epopeyas del Zalgiris.

Atenazadas por los nervios, las jugadoras entrenadas por Diego Piccardo tuvieron dificultades en el inicio del choque. En siete minutos sólo fueron capaces de acertar dos veces, ambas desde la línea de 6,75, y consiguieron mantenerse en un inicio dubitativo ante un rival que exhibió su poderío y su buena puntería exterior.

El segundo cuarto fue el de la reacción y el que dejó la sensación de que el Maxibasquet Astur no se dará por vencido ni siquiera en las situaciones más complicadas, como enfrentarse al equipo local, vigente rey de la categoría.

Cinco puntos seguidos, producto de un triple de Peke y una canasta de Carmen, achicaron la diferencia a dos puntos y obligaron a las jugadoras lituanas a tener que cortar la rotación de banquillo que habían intentado realizar.

Sin embargo, un parcial de 0-8 en los últimos tres minutos antes del descanso provocó que el Maxibasquet Astur se marchase al vestuario en el descanso con una amplia diferencia de diez puntos en contra.

El entretiempo no logró desatascar el ataque español, pero frenó la sangría rival, que aún así, consiguió sumar otros ocho puntos en cinco minutos, seis de ellos en el perímetro, que dejó la máxima diferencia en dieciocho puntos.

Un tiempo muerto solicitado por Diego Piccardo alteró la dinámica negativa al Maxibasquet Astur y le devolvió la fluidez al ataque. También creció la intensidad defensiva, lo que provocó varias recuperaciones y permitió volver a anotar.

El balón de oxígeno dio alas al equipo español, que puso en aprietos a su oponente. La diferencia rápidamente disminuyó y se situó en diez puntos a sólo diez minutos para el final.

El último cuarto fue una lección de pundonor de un equipo que no tiró la toalla a pesar de verse en una situación muy complicada. Creció la figura de Tina, Peke también acertó y Elena contribuyó a que la diferencia se estrechase ante el nerviosismo local.

Los cinco minutos finales fueron de auténtico vértigo. La entrega española puso en jaque al campeón del mundo, que se tambaleaba, pero que con acciones de veteranía conseguía controlar el marcador a su favor, a pesar de que éste se reducía. Dos tiros libres convertidos por Cova y una canasta de Ronchi redujeron la distancia a cuatro puntos. Pero el esfuerzo del Maxibasquet Astur se quedó sin tiempo para completar la remontada.

Finalmente, las asturianas cayeron por sólo cuatro puntos (53-57) dando una muestra de raza y coraje y demostrando que no habían venido de turismo, sino a plantar cara a las mejores selecciones del mundo.

FICHA DEL PARTIDO

Maxibasquet Astur (53): Peke (7), Somo (6), Cova (9), Cris (3) y Tina (12) -quinteto inicial-; Elena (4), Marta, Lore, Ronchi (5) y Carmen (7).

SKK Komanda (57): Daina (12), Birute (2), Zivile, Valdone (24) y Neringa (6) -quinteto inicial-; Rima, Loreta, Rasa (7), Akvile, Solveiga, Egidija (2) y Kristina (4)

Árbitros: Galiot y Koukoulekidis.

Cuartos: 8-15; 7-10; 14-14; 24-18

Pabellón: Kauno Sport Hale (Kaunas, Lituania). Aproximadamente 100 espectadores.

TRIUNFO FRENTE A RUSIA

Rusia se presentaba en el partido con la credencial de ser la actual subcampeona del mundo de la categoría +35, lo que convertía luchar por la victoria en una empresa muy difícil.

Fue un encuentro en el que la táctica y el juego interior se convirtieron en factores preponderantes. En esa situación y mientras Rusia tuvo aire, el partido estuvo nivelado. El equipo español repartió su anotación a lo largo de la primera mitad, aunque tuvo poco acierto en los lanzamientos de tiros libres. Su rival, en cambio, se aferró a la puntería de Anzhelika Boykova para tomar la delantera del choque en el tramo inicial.

Cuando el Maxibasquet Astur consiguió frenarla, y la presión en la zona media permitió varios robos consecutivos, el encuentro tomó otro cariz. Un tiro libre anotado por Cova, a seis minutos para el descanso, dio por primera vez la iniciativa en el marcador a las pupilas de Diego Piccardo. Un triple de Tina abría rentas, pero las rusas conservaban sus opciones gracias a un último tiro libre anotado por Zenfira Rogutina, que se convertiría en la pieza vital para tratar de frenar el avance español.

Pareció que el paso por los vestuarios le permitió al equipo asturiano ganar más aire que a su oponente. En tres minutos, la diferencia se había ampliado a siete puntos y el partido comenzaba a decantarse lentamente. Sólo las faltas y ciertos apuros para anotar de las españolas en el ecuador del tercer período volvieron a nivelar el partido, aunque las jugadoras entrenadas por Diego Piccardo no se amilanaron y mantuvieron la delantera.

Un último minuto vertiginoso, que se cerró con tres puntos de Carmen, una canasta de Cova y un triple de Tina, sobre la bocina, terminó de romper el partido. Las rusas, sin aire, no fueron capaces de seguir el ritmo impuesto por el Maxibasquet Astur y la diferencia fue en aumento. En Rusia sólo Rogutina veía aro, mientras que España no bajaba su intensidad.

Con el partido controlado, el equipo español seleccionó sus acciones en estático para tratar de hacer correr el reloj, ante un oponente que, ya sin aire, apenas consiguió lanzar con algo de acierto en el último cuarto.

Y de esta manera, el Maxibasquet Astur consiguió su histórica primera victoria en un Campeonato de Europa de Maxibasket, haciendo un alarde de físico y explosividad. El resultado final fue un solvente y contundente 58-44.

FICHA TÉCNICA

Rusia (44): Tutueva (3), Ragozina (4), Rogutina (18), Bezinover y Boykova (11) -quinteto inicial-; Fetisova (6), Ischchuk , Sivtcova (2) y Medvedchikova.

Maxibasquet Astur (58): Peke (7), Somo (8), Cova (10), Cris (4) y Tina (12) -quinteto inicial-; Elena (7), Marta, Lore, Ronchi (8) y Carmen (2)

Árbitros: Zoran Loidl (Croacia) y Deividas Maciulskis (Lituania). Eliminaron a Samo en el minuto 39

Parciales: 13-12; 8-12; 12-15; 11-19

Tales actuaciones, unidas a la ausencia de equipos en categoría +30, otorgaron la medalla de oro al Maxibasquet Astur y permitieron a este elenco de chicas saciar el mono que tenían de competición. No sin olvidar el hito histórico que esto supuso, tanto en Asturias como en España.

Además, su legado fue el aumento de atención por el Maxibasket y el aumento de la gente con interés de practicarlo y por ende de número de equipos federados. Incluso se organizó el primer MAXIDAY en España y que se celebró en Avilés, en el Colegio Santo Ángel (G.D. Bosco), donde numerosos jugadores compartieron cancha en una jornada amistosa y amena de baloncesto. Ahora, con el próximo Europeo en Málaga, esperamos un nuevo impulso para esta categoría.

La foto que pasa a la historia. Maxibasket Astur con su medalla de oro.

FUENTES

http://tododeporte.elcomercio.es/asturias/2012-05-18/maxibasket-astur-primer-equipo-espanol-1101.html

http://fimbaesp.blogspot.com.es/2012/08/el-maxibasquet-astur-cayo-por-solo.html?view=flipcard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: