CB VETUSTA: 16 AÑOS QUE REVOLUCIONARON NUESTRO BALONCESTO

HACEMOS MEMORIA REPASANDO LA HISTORIA DE UN CLUB QUE DURANTE 16 AÑOS FUE UNA REFERENCIA EN ASTURIAS, CON PESO A NIVEL NACIONAL Y QUE VIO PASAR POR SUS FILAS A MUCHOS DE LOS MEJORES JUGADORES Y ENTRENADORES QUE DIO NUESTA COMUNIDAD.

Corría el año 1988, hace ahora 31 años, y España vivía el enorme apogeo del baloncesto tras la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984. Sin embargo, Oviedo no tenía ni un solo club de baloncesto que propiciara que los cientos de niños que deseaban practicar este deporte pudieran hacerlo. El Juventud Astur Aucalsa sí que cubría esa necesidad en femenino, pero el Club Baloncesto Oviedo, representante masculino, carecía de equipos de cantera y los niños ovetenses que no cursaban sus estudios en colegios concertados o privados sencillamente no podían jugar al baloncesto. Juan Bedia acababa de cumplir 24 años y, tras su etapa como jugador de fútbol, llevaba tan solo seis temporadas jugando a baloncesto repartidas entre el CB Oviedo (junior y 2ª división), CAU Oviedo (3ª división) y Atlética Avilesina (2ª división) con dos campañas en cada uno de ellos, además de un paso efímero por el Gijón Baloncesto (1ª B) en la 1987-88 con el que finalmente no pudo llegar a debutar.

A principios de mayo de 1988, Bedia quería solucionar el importante problema que tenían muchos niños de Oviedo, entre ellos los que Enedina García y él estaban entrenando en el Colegio Público San Lázaro. Niños y niñas como Hugo Prieto, Alejandro Suárez, Raquel Rodríguez o Roberto Martínez destacaban en la categoría alevín e infantil pero no podían seguir jugando en cadete por no tener un equipo donde hacerlo. Decidió entonces crear un Club que les diera a todos ellos la posibilidad de jugar al baloncesto y, con la ayuda de sus padres y madres, arrancó un proyecto más social que deportivo porque posibilitaba a los niños y niñas que estudiaban en los colegios públicos de Oviedo a jugar al baloncesto, un deporte en auge que se acercaba en popularidad al fútbol en nuestro país. En aquella época, entrenadores como Toni Martín y Juan Llaneza (San Ignacio), Jesús Hermosa y Pepe Hevia (Santo Domingo), Miguel Moreno y Fernando Blanco (Auseva), Ramón Ángel Fernández, Adolfo Pascual, Luis Canga, Mario Méndez y Floro Fernández (Loyola) hacían una labor fantástica en sus respectivos colegios, que contaban con numerosos equipos de formación, al igual que lo hacían el Inmaculada y Codema en Gijón o el San Fernando y Paula Frassinetti en Avilés. Sin embargo, Gijón contaba con el Grupo Covadonga, L´Arbeyal y otros clubs que posibilitaban a los niños y niñas de los colegios públicos jugar al baloncesto, igual que el ADBA y Nueva Base en Avilés, el Valnalón en La Felguera y el Hunosa en Mieres, pero Oviedo no tenía un club con equipos de formación.

Así nació el Club Baloncesto Vetusta el 26 de mayo de 1988. Bedia buscó en el Colegio Ecole de Llanera una alianza para formar la primera Junta Directiva y crear el Club porque el Ecole, aunque privado, sufría el mismo problema que los colegios públicos al carecer en aquel momento de BUP y COU con lo que sus jugadores/as no tenían donde practicar el baloncesto al alcanzar la categoría cadete. El coordinador deportivo del Colegio Ecole, Luis Menéndez, y Juan Bedia fueron los fundadores del CB Vetusta. Junto a ellos y en los locales de la AMPA del Colegio San Lázaro, firmaron el acta fundacional formando la primera Junta Directiva cuatro personas vinculadas al Colegio Ecole: Luisma Rodríguez García (Presidente del 26-02-1988 al 11-02-1996), José Antonio Caunedo, Ricardo Navarro Izquierdo y Luisma Rodríguez González, más otras cuatro del Colegio Público San Lázaro: Concepción González de la Vega, Isabel Llavona García, Ángeles Pérez García y Enedina García Iglesias. Uno de los primeros temas que había que decidir era el del nombre del Club. Los preferidos por todos, Oviedo y Asturias, resultaba imposible registrarlos al pertenecer a otros Clubs. Sonaban entonces el de Principado y Vetusta. Finalmente, tras votación, Vetusta fue el elegido y ha sido el nombre con el que compitieron todos los equipos del club en sus 16 años de existencia.

La primera temporada 1988-89 el CB Vetusta ya salió a competir con 3 equipos: el cadete masculino dirigido por Luis Menéndez con jugadores como Reme (entrenador OCB), Rodrigo Caunedo, Jorge Álvarez (entrenador ayudante Liberbank Oviedo Baloncesto), Juan Arenas o Roberto Martínez, el juvenil masculino dirigido por Juan Bedia con jugadores como Raúl Sánchez, Santiago Sanmartín, Guillermo García, Michel Matilla o Xuancar Riera y el cadete femenino, también a cargo de Bedia con chicas como Susana Álvarez, María González, Ana Alija, Rosa Bauer, Estrella del Río y otras.

Los llamativos colores del club, azul y amarillo, y su indumentaria no pasaron inadvertidos en una campaña que iniciaba una andadura de 16 años muy exitosos en los que sería, sin duda, uno de los principales protagonistas y dominadores del baloncesto asturiano de la década de los noventa.

El CB Vetusta ha tenido tan solo 3 presidentes en sus 16 años de historia. El ya mencionado Luisma Rodríguez García, profesional de banca, ha sido el primero y durante 8 años ha sentado las bases del club. Bajo su mandato el CB Vetusta consiguió el respeto de todos con el trabajo de cantera y el equipo Senior Masculino jugó las temporadas 1989-1990, 1990-1991 y 1991-1992 (2ª División Nacional) y en la 1992-1993 y 1993-1994 (Primera División B) con plantillas semiprofesionales o profesionales.

El 12 de febrero de 1996, tras finalizar su mandato Luisma Rodríguez, llega a la Presidencia del Club el directivo Valentín Pérez Parajón, empleado de RENFE, y el CB Vetusta consolidó y aumentó considerablemente su estructura. Creó, como una sección más, el único equipo de baloncesto en silla de ruedas que había en Asturias y, entonces, el primero de toda España que pertenecía a un club de basket convencional. Este hecho provocó el cambio en el escudo oficial del CB Vetusta pasando a ser el que simbolizaba la unión entre el baloncesto “de pie” y el practicado por los discapacitados físicos. Valentín Pérez también ha tenido que multiplicar los equipos y estructura del club tras la desaparición del C.B. Juventud Astur Aucalsa en 1998 y hacerse cargo de las jugadoras y técnicos del club ovetense de baloncesto femenino. En categorías semiprofesionales, bajo el mandato de Valentín Pérez, el CB Vetusta ha militado en Liga EBA las temporadas 1996-1997, 2001-2002 y 2002-2003, en Liga Femenina la 2000-2001 y en Liga Femenina 2 la 2001-2002.

Al fundador, Juan Bedia, le ha tocado ser el tercer y último presidente del CB Vetusta. Desde el 6 de septiembre de 2003 ha sido el presidente relevando a Valentín Pérez en el cargo. Bedia ha querido asumir los últimos meses de vida del club con el objetivo de liquidar todas las deudas pendientes con federaciones, jugadores, técnicos y proveedores generadas desde el drástico y sorprendente recorte de la subvención municipal del Ayuntamiento de Oviedo, anunciada en noviembre de 2001 y llevada a cabo en junio de 2002, que dejó moribundo a un club que agonizó dos temporadas hasta su desaparición en junio de 2004. Ese recorte también motivó la desaparición de otros dos históricos clubs ovetenses: Balonmano Naranco y Club Patín Cibeles que, junto al CB Vetusta y Real Oviedo, eran los más importantes de la ciudad en la década de los noventa. El CB Vetusta desapareció sin dejar deuda alguna, lo que ha sido muy meritorio tras el tremendo revés de la campaña 2001-2002 cuando ese drástico recorte surgió en mitad de una de las temporadas con el mayor presupuesto de la historia del club, alrededor de 70.000 €. Los dos ejercicios siguientes estuvieron marcados por una gran austeridad para poder responder a todos los pagos pendientes y el CB Vetusta se vio obligado a dejar de competir las temporadas 2002-2003 y 2003-2004 tanto en Liga Femenina 2 como en la 1ª división de baloncesto en silla de ruedas. Para esta sección, el club le buscó acomodo en Avilés donde siguen compitiendo desde aquella campaña 2002-2003 con la denominación Garmat Avilés desde el CD Cosa Nuesa.

La 2003-2004 fue la última temporada del CB Vetusta. El club cedió generosamente su plaza en Liga EBA, así como la 1ª división autonómica en las categorías junior y cadete tanto masculino como femenino al Oviedo Baloncesto, nacido desde el CB Vetusta a través de sus directivos Fernando Villabella y Víctor Tresguerres con el ex jugador Héctor Galán como director general. El nuevo proyecto arrancaba con la totalidad de los jugadores, técnicos, instalaciones y material del CB Vetusta con lo que el nuevo club pudo seguir con todos los equipos de formación, las escuelas deportivas, el centro de tecnificación y toda la estructura que había creado el CB Vetusta en 16 años, con el Polideportivo de Pumarín de base de operaciones. Por cierto, cuando el Ayuntamiento de Oviedo inauguró los polideportivos de Fozaneldi, Vallobín y Pumarín en 1993, el baloncesto ganó la pugna por ubicarse en el más céntrico de la ciudad, Pumarín, ante el Balonmano Naranco (Vallobín) y CP Cibeles (Fozaneldi), que establecieron esas instalaciones como base de sus deportes en Oviedo. Nadie podía presagiar la desaparición, por ese recorte de la subvención recibida en 2002, de los tres clubs en tan solo una década. A los presidentes del CB Vetusta les han ayudado varias personas que ocuparon cargos directivos como Julio García, Enrique Fernández Otegui, Suso García, Víctor Tresguerres, Juan Andrés Marín, Manuel Martín, Fernando Villabella y Ángel Ballvé, entre otros, además de los que firmaron el acta fundacional.

A partir de la temporada 1988-1989 el CB Vetusta ha tenido, casi siempre, equipos en competición en todas y cada una de las categorías de formación (de benjamín a junior) tanto en categoría masculina como en femenina. El buen trabajo desarrollado se puso de manifiesto en la aportación de varios jugadores que han pasado por el CB Vetusta al programa Siglo XXI de la FEB (Saúl Blanco, Carlos García-Soidán, Albano Fernández o David Piña) y de detección de valores de la FEB (Leroy Tresguerres, Andrés Vigil, Daniel Fernández Higarza o Sonia Morán). También es importante destacar que el CB Vetusta ha sido el club que más jugadores ha aportado a las selecciones autonómicas del Principado de Asturias y sus equipos acudieron a muchas fases de sector del campeonato de España en diferentes categorías masculinas y femeninas. Entre ellas, destacan su presencia en el sector junior masculino (Huesca 1992, Torrelavega 1998, León 1999 y Ferrol 2004), juvenil masculino (Santiago de Compostela 1991 y Oviedo 1992), cadete masculino (Segovia 2002), cadete femenino (Torrelavega 2004), infantil masculino (Valladolid 1996, Valladolid 1998, Santander 1999, Oviedo 2000 o Tuy-Pontevedra 2001), infantil femenino (Ourense 2002) entre otras. El CB Vetusta se ha proclamado campeón de Asturias en más de 30 ocasiones en casi todas las categorías masculinas y femeninas.

Un objetivo del CB Vetusta era acceder a alguna fase final del campeonato de España tras superar la siempre difícil fase de sector. Lo consiguió en varias ocasiones, la última en Oviedo en mayo de 2004 en categoría infantil femenina, solo un mes antes de la traumática desaparición del Club, y justo un año antes en esa misma categoría consiguió la mejor clasificación de la historia para un equipo asturiano con el 4º puesto final con Miguel Moreno al frente.

El CB Vetusta siempre ha querido compaginar la labor de formación con la de tener a sus equipos senior masculino y femenino en categoría nacional. Para ello inició su labor en 1988 desde la base, dotando al club de una estructura interna con buenos profesionales que lideraran un proyecto deportivo ambicioso. Ha impulsado decisivamente el nacimiento de las escuelas deportivas municipales y el centro de tecnificación deportiva en Oviedo realizando cada curso una gran labor con más de 500 niños/as en 23 colegios además de seleccionar a unos 100 que formaban su Centro de Tecnificación Deportiva. El CB Vetusta ha tenido, desde su fundación, patrocinios con Constructora Norcasa, Agua de Quess, Tradehi, Garmat, Cusara, Cinturón Verde o Domo Residencial, entre otros, dando nombre al equipo más representativo. Sin embargo, el CB Vetusta nunca ha sido capaz de dejar de depender en exceso de las subvenciones municipales, que suponían un elevado porcentaje de su presupuesto. Esto ha sido clave en su desaparición.

El CB Vetusta ha demostrado una gran capacidad organizativa llevando a cabo múltiples eventos. Como muestra están 13 ediciones del Torneo Nacional San Mateo (masculino y femenino), 6 ediciones de un Súper-Torneo 3×3 Indoor, 5 ediciones del “Día del Basket”, 7 ediciones de su Campus de Verano en diversas localidades como Tineo, Piedras Blancas y Grado (tiene el mérito de haber organizado el primer campus deportivo que se hizo en Asturias. Fue en Tineo en el verano de 1989 y contó con la presencia de Juan Llaneza), 13 ediciones de un Torneo de Navidad, 6 ediciones del Torneo Internacional “Ciudad de Oviedo” de Baloncesto en Silla de Ruedas y la Fase Final de la Copa del Rey de Baloncesto en Silla de Ruedas de 1999, entre otros. A destacar también es su iniciativa de crear un equipo de maxibasket reuniendo a grandes ex jugadores que volvían a vincularse al baloncesto como Mariano Yllera, Miguel Moreno, Alberto Monteavaro, Nico Terrados, Roberto Mochales, Fernando Campo, Manolo Mori, Pedro Conde y muchos otros que participaron en la I Liga Asturiana de Maxibasket la temporada 2001-02 y en un memorable amistoso con Pumarín lleno ante el Real Madrid de los Rullán, Brabender, Villalobos, Indio Díaz, etc en mayo de 2003 que concluyó con un contundente 84-123 para los blancos.

Lo que siempre ha diferenciado al CB Vetusta del resto de clubs fue el propiciar que los mejores técnicos dirigieran también a los equipos de base del club. Por el CB Vetusta han pasado unos 50 entrenadores, entre ellos algunos de alto nivel como los que acumulan experiencia ACB como primer entrenador, Martín Fariñas y Juan Llaneza, actualmente uno de los responsables de la sección de baloncesto del FC Barcelona, los técnicos ayudantes ACB y entrenadores LEB Oro o miembros de Selecciones, Jenaro Díaz, Arturo Álvarez o Joaquín Prado, los de Liga Femenina Eloy Doce, Carlos Colinas, Pedro Martínez, Tito Sobrín, Marcelino González y Fran García, de Liga EBA como Javi Elizo y Miguel Moreno, aunque este también dirigió al equipo en 1ª División B al igual que Eduardo Salas, Fernando Blanco y José Manuel Vázquez. En esa categoría también dirigió al equipo Juan Bedia, que fue entrenador en diversas etapas del CB Vetusta en Liga Femenina 2, Liga EBA y 2ª división de baloncesto en silla de ruedas. Otros técnicos como Roberto Manso, Jesús Hermosa, Juanjo Iradi, Mario Méndez, Adolfo Pascual, Gabriel del Cura, Enrique Pérez, Floro Fernández, Alberto Monteavaro, Cristina Krug, Leo Capetta, etc, completaron una plantilla de entrenadores de gran nivel, que formaron jugadores y jugadoras que llegaron a competir a nivel nacional con el propio CB Vetusta o con otros clubs. Varios entrenadores del CB Vetusta han participado con selecciones españolas en diversas competiciones internacionales y, en los casos de Arturo Álvarez, Carlos Colinas y Fran García, tras su paso por el CB Vetusta fueron seleccionadores de Paraguay, Brasil e India respectivamente. Juan Bedia lo fue de baloncesto en silla de ruedas con las 3 selecciones españolas entre 2000 y 2003.

En sus 16 temporadas han vestido la camiseta azul/amarilla más de 700 jugadores/as Saúl Blanco, Carlos Herreras, Jorge Salvadores, Héctor Galán, Antonio Campoamor, Alberto Monteavaro, Lolo Solís, Agustín Munárriz, Nacho Ballvé, Alberto Díaz, Albano del Castillo, Vicente Blanco, Wayne Womack, Dioni Pérez, Leroy Tresguerres, Nacho Díaz, Cris McNeal, Hugo Prieto, Nikola Mijatovic, David Piña, Fernando Vidal, Guillermo Arenas o Juan Pérez son algunos ejemplos en masculino y Carme González, Paula Fernández, Sonia Juanes, Paula Bergel, Olga Moraga, Inés Tartiere, Raquel Rodríguez, Tamara Gutiérrez, Covadonga Díaz, Noemí Astilleros, Silvia Urdiales, Paula Ballve, las internacionales Nassi de Oliveira (Angola), Camilla Osth y Tala Hadavi (Suecia), Maureen Garvey (Irlanda) o las americanas Jess Zinobile y Lisa Ingram lo son en femenino, mientras que José Alberto Álvarez, actual vicepresidente del Comité Paralímpico Español, Aladino Pandiella, Iván da Silva, José Andrés Blanco, Jesús Fernández o Javier Díaz jugaron en su equipo de basket en silla de ruedas.

(Fuente CB Vetusta)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: