GRACIAS POR ESTOS 19 AÑOS, CANDELA

LA ALERO GIJONESA CANDELA ABEJÓN (1996) DICE HASTA LUEGO AL BALONCESTO, TRAS 19 AÑOS DE ÉXITOS EN ESPAÑA Y ESTADOS UNIDOS LLEGA EL MOMENTO DE ABRIR NUEVAS ETAPAS.

Ayer escribía una emotiva carta de despedida del baloncesto una de las mejores jugadoras que ha dado Asturias en los últimos años, Candela Abejón (1996), que le dice hastaluego al deporte que la acompaña en los últimos diecinueve años. Miembro de una familia de estirpe baloncestista (su padre, el entrenador Pedro Abejón y sus hermanas las jugadoras Jimena y Valeria), Candela inició su trayectoria en el Colegio San Vicente de Paul de Gijón y completó toda su etapa formativa en las filas del CD Basketmar. Tras ganar absolutamente todo en categorías de formación y ser una de las principales valedoras del Senior Femenino de Ascensores Tresa Basketmar en los primeros años de esta década, le llegó su gran oportunidad; cruzar el charco (siendo de las precursoras en el baloncesto asturiano y abriendo camino a muchas) para continuar con su progresión académica y deportiva. Su destino sería Los Ángeles (California), su Universidad, la University Southern California, sus estudios la Ingeniería Eléctrica en una de las mejores facultades del mundo y su equipo, los Trojans de la University Southern California (USC) de NCAA I. Periplo sustanciado con absoluto éxito que acaba con Candela consiguiendo su respectiva titulación y sumando experiencias en su trayectoria deportiva. Finalizada esta etapa, suma un máster para concluir sus estudios y disputa su última temporada en el baloncesto en las filas de Manhattan College en la misma categoría.

Haciendo balance Candela: te fuiste prácticamente siendo una niña de Gijón: tienes tus titulaciones, tus idiomas, una experiencia única en el baloncesto americano, un haber aprovechado a la perfección el modelo americano de compaginar estudios-deporte y un mundo laboral absolutamente con las puertas abiertas para ti. Se echará de menos el balón, seguro que sí, pero por ese futuro tan prometedor seguro que merecerá la pena, aparte de que todos estamos convencidos, al igual que tú, de que os volveréis a ver. Gracias por todos estos años, Candela.

Transcribimos a continuación su emotiva carta:

Llegó el momento de despedirme del que ha estado a mi lado los últimos 19 años. El que me ha hecho llorar de alegría mil veces y otras tantas de frustración. El que me ha dado a personas que tendré conmigo siempre, y experiencias que no se me borrarán de la cabeza. El que me ha enseñado a ganar, pero sobre todo a perder, levantarme y seguir trabajando. El que no te regala nada, pero te lo puede dar todo, y creerme, a mi me lo dio.

Agradecido a ti siempre, querido baloncesto. Nos volveremos a ver”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: